Google+ Facebook Twitter Feed
papel  ebook  todos
Tu editorial

NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA LA PRODUCCIÓN PERIODÍSTICA

Economía, finanzas, empresa y gestión » Empresa y gestión

      
      
NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA LA PRODUCCIÓN PERIODÍSTICA
Precio:12,00
Disponible
Autor: Antonio García de Diego Martínez, David Parra Valcárce, Pedro Antonio Rojo Villada

ISBN: 9788498216530

Formato: PAPEL

Idioma: Español

Editorial: Vision Libros

Año de publicación: 2008

Nº de páginas: 364


2.1. El término información en el contexto de producción Desde un plano científico el término “Información” viene siendo elemento de estudio y debate desde bastante antes de que se abrieran en España las facultades de Ciencias de la Información. Incluso hoy, con el campo más acotado, sigue siendo tratado y enriquecido por los estudiosos, por lo que nos atrevemos a decir que no hay una definición que pudiéramos denominar global que sea unánime. Y así los especialistas en Teoría de la Información establecen sus matices. Desde el ámbito de la producción informativa (es decir, ateniéndonos exclusivamente al hecho de la producción), tal vez pudiera prescindirse de todo aquello que se sumergiese en el campo científico o doctrinal y darle un enfoque netamente mercantilista. Se trata de una situación muy próxima a la que nos encontramos, un verdadero portillo que está abierto desde hace algún tiempo entre la empresa informativa y los profesionales de la información. En este juego tiene que ver también el mal o nulo entendimiento que los diversos agentes sociales hacen del producto informativo y consecuentemente del llamado “Profesional de la Información” como aquél que es responsable de “manipular” (no en la acepción peyorativa del término) la Información y saber las consecuencias que la misma produce en el sujeto receptor. En España, pese a que hay facultades de Ciencias de la Información (y por lo tanto la Información es materia científica), se acepta que puede ser profesional de la información cualquier persona, con o sin preparación específica para ello. Tallón cuando aborda el tema advierte que “la información no es una mercancía, pero en el tráfico ha de operar como si de una mercancía se tratase. Sin embargo, el obligado tratamiento mercantil de la información no puede nunca oscurecer la especial dignidad de que aquella está revestida. Existe el comercio de las informaciones, pero no se hace comercio con la Información… En definitiva, lo que la empresa informativa viene a cumplir es ser instrumento o medio para que el ejercicio de ese derecho sea posible para todos y cada uno, es decir, para el sujeto universal de la información.”



Etiquetas: