• Breve diccionario de la literatura Paraguaya
Los intentos de agrupar los distintos aspectos de la literatura paraguaya tienen precedentes lejanos en lo que va del siglo, concretados a la vez en dos contribuciones aparentemente circunstanciales y firmadas por paraguayos que actuaban fuera del país: Ignacio A. Pane (Santiago de Chile, 1902) y Ricardo Brugada h. (Río de Janeiro, 1903). Este ciclo rescata algunos nombres anteriores: Adolfo Decoud (1890), Fulgencio R. Moreno (1894), Manuel Gondra (1901). Otro sector se ha ocupado de la sistematización teórica y puede encontrarse en: Tristán Roca (1867), José Segundo Decoud (1884), Viriato Díaz-Pérez (1904), por no seguir más adelante en un recuento que toca nuestra época. Y es la "mirada hacia atrás" la que ha permitido destruir algunos mitos que pueden concentrarse en estos andariveles: la ausencia de elementos guaraníticos, la abstracción del romanticismo, la "llegada tarde" al modernismo y por supuesto a las corrientes de vanguardia, especie de jarrones etruscos de una mitología que lo único que ha alimentado es la creencia -especialmente foránea- de una incurable minisvalidez del Paraguay, tanto en el plano de la creación como en el acceso a las respectivas modernidades, instaladas en tres tramos a lo largo de un siglo (1840-1940). La cuarta parece estar aún en camino. Sólo advirtiendo la importancia de esa trayectoria podrá interpretarse en su verdadera magnitud el esfuerzo que en este Breve diccionario de la literatura paraguaya despliega la Dra. Teresa Méndez-Faith, complemento indudable del que publicara en 1983 el poeta, escritor, polígrafo y académico don Francisco Pérez-Maricevich, aunque restringido a una primera parte que, desgraciadamente, quedó en eso. Fuera de esos límites subsisten unos pocos ensayos interpretativos (Alsina, 1961; Vallejos, 1967) y el resto, entre lo que circula sin mucha asiduidad, es cronología, historia lineal, que no ayudan mucho a comprender, desde el ámbito nacional, la cuantiosidad de este proceso, desorientando a la vez al vecindario continental o al extranjero más o menos remoto, huérfano de visiones más concretas y actuales. El Paraguay no ha permanecido indiferente -con referencia a la nación en sí- al conocimiento y recepción de las grandes corrientes literarias y mucho menos ha desechado insertarse en una universalidad de la cual los novecentistas fueron indiscutibles adelantados. Y si algún "retraso" se ha advertido no puede ser adjudicado ya a los jesuitas, al Dr. Francia, a la mediterraneidad y otros aditamentos, sino a las guerras mal llamadas "civiles" -dramáticamente inciviles-, cuartelazos, motines, revoluciones carapé y demoliciones institucionales guasú. Ahí está el asunto. Pero a pesar de tanto agobio ha sido y es posible señalar que el país ha logrado responder, en términos de creación, a su propio ritmo interno. Ha contado también el Paraguay con aportes intelectuales de significación entre los que se destacan los de origen español: Rafael Barrett, Viriato Díaz-Pérez, el Rev. P. César Alonso de las Heras y alguien no mencionado: don Fernando Oca del Valle. Con ellos se retoma la línea y la tradición de los maestros krausistas que iluminaron la cultura paraguaya entre 1870 y 1900. Todo eso, más la reivindicación del romanticismo, el novecentismo y el modernismo en su verdadero tiempo de nacimiento, y añadiendo a esto la curiosidad o el interés manifestados por el auge de manifestaciones creacionistas, futuristas o de vanguardia venidas de fuera, acrecienta la validez de las páginas de este Breve diccionario, disuelve antiguas presunciones de "incógnita" -emitidas por ignorancia, más que por mala fe- y contribuye a cimentar la soberanía anunciada por Gondra. (Isla Valle de Areguá, octubre de 1994) Raúl Amaral A MANERA DE INTRODUCCION Este Breve Diccionario de la Literatura Paraguaya no pretende ser más que eso: un breve recuento bio-bibliográfico de los poetas, narradores, dramaturgos y ensayistas, de ayer y de hoy, que con sus obras --poemas, cuentos, novelas, piezas teatrales, ensayos y artículos críticos-- han enriquecido o siguen enriqueciendo el corpus de la literatura paraguaya. Se ha incluido a varios escritores que aunque nacidos en otras tierras, dedicaron o aún están dedicando gran parte de su vida y obra a la cultura y a las letras de nuestro país. También pueblan las páginas de este Breve Diccionario los nombres y títulos de aportes creativos de escritores bilingües (guaraní-español) como los de quienes eligieron expresa rse o se expresan sólo en guaraní. Poetas populares y autores de versos musicalizados desfilan igualmente a lo largo de estas páginas. Finalmente, tres categorías de fichas o entradas más generales completan el material incluido en este libro: a) breve información sobre revistas literarias, b) reseñas panorámicas para cada género y c) movimientos o corrientes literarias en nuestro país. Quisiera y debiera aclarar que aunque hay más de 200 fichas individuales --de un total de 246 entradas--, desgraciadamente no están todos los que son... En un trabajo de tipo bio-bibliográfico como éste es casi inevitable omitir nombres y datos, importantes o no, e incurrir en errores de diversa naturaleza. A menudo no es por falta de voluntad ni por mala fe, sino simplemente por ignorancia o porque no se ha tenido acceso a los datos biográficos y/o bibliográficos mínimos para preparar las entradas. En esta instancia en particular, las constricciones de tiempo en que yo personalmente estaba trabajando sólo agravaron las cosas. Por eso, escritores como Mariano Celso Pedrozo y Benigno Villa, por ejemplo, que deberían estar en este Breve Diccionario, no están, en ambos casos por falta de datos biográficos. Algo similar pasó con las fichas sobre revistas en guaraní --Okára poty cue mí, Isyry y otras-- que también deberían estar pero no están... Sin embargo, con ayuda de ustedes y de todos los amantes de la literatura paraguaya, prometo incorporar todo ese material y remediar otras omisiones involuntarias... ¡en la próxima edición! Sólo me queda dar las gracias a todas las personas que con tanta generosidad me han brindado su tiempo, su ayuda y su apoyo con este proyecto. En primerísimo lugar, agradezco profundamente la valiosa colaboración del Profesor Raúl Amaral quien, además de poner a mi disposición su extenso material bibliográfico, preparó y compuso más de treinta fichas para este trabajo, ganándose así el título de "co-autor honorario" (ad honores) de este Breve Diccionario de la Literatura Paraguaya. También inmensa es mi gratitud para Miguel Angel Fernández, Luis María Martínez, Rudi Torga, Carlos Villagra Marsal y Rodrigo Díaz-Pérez, quienes acudieron a ayudarme en momentos claves de la preparación del manuscrito. Un millón de gracias a Juan Manuel Marcos, Osvaldo González Real y Alejandro Méndez Mazó por facilitarme algunos libros y antologías de consulta necesarios. Y otro millón más a mamá y a mis hermanos Prudencio y Epifanio que pasaron horas leyendo y corrigiendo el manuscrito y que colaboraron conmigo en todo lo posible. Sin ellos, sin todos estos amigos, parientes, colegas y compatriotas este Breve Diccionario no hubiera sido posible. Una vez más: ¡INFINITAS GRACIAS A TODOS! T. M. F. Asunción, 7 de octubre de 1994

Escribe un comentario

Nota: El HTML no se traduce!
    Malo           Bueno
Captcha

Breve diccionario de la literatura Paraguaya

  • Autor:
    T.M.F.

  • Código del producto: 422-1
  • Colección: Colecciones
  • Categoría: Literatura y estudios literarios, Enseñanza de la lengua inglesa (elt)(*), Literatura: historia y crítica, Elt: material preparatorio y de consulta
  • Temática:
  • ISBN: 9788497700825
  • Idioma: Español / Castellano
  • Formato: Pdf
  • Cómpralo AQUI

Tags: Breve diccionario de la literatura Paraguaya, T.M.F.,